La radiología digital nos permite obtener radiografías en menor tiempo y reducir en un 80% la dosis de radiación que reciben nuestros pacientes.


Actualmente estamos realizando el diagnóstico para implantes con radiología 3D (en tres dimensiones), tecnología de última generación en la Tomografía Volumétrica Digital de haz cónico, una modalidad de alto valor diagnóstico que ofrece representaciones tridimensionales precisas y de alta calidad de los elementos óseos en el complejo maxilofacial, dando comienzo así a una nueva dimensión del radiodiagnóstico.