La función del odontopediatra está orientada a cuidar la salud dental integral e ininterrumpida de los niños y su filosofía de trabajo es sencilla pero fundamental: tratar al niño mediante técnicas de odontología infantil.

En nuestra clínica disponemos de las capacidades específicas para entender los sentimientos de los niños, ganarse su confianza y cooperación, y realizar los tratamientos dentales de manera amable. Estas capacidades no solo le servirán para aplicar debidamente los tratamientos en la edad infantil, sino que evitarán provocar traumas a los niños que les pudieran afectar su relación con los dentistas cuando sean mayores.

No sólo nos preocupamos de proporcionar la atención requerida en ese momento, sino que además promueve la futura salud dental de su hijo gracias a la estimulación de actitudes y conductas positivas sobre el tratamiento dental.

En definitiva, el odontopediatra pretende diagnosticar y tratar las enfermedades bucodentales actuales, pero también trazar un camino de prevención básico para la salud oral del niño, ya que si aprende las técnicas sencillas y efectivas de prevención se ahorrará futuros tratamientos agresivos para sus dientes.

Los nuevos avances tecnológicos y la colaboración con otras especialidades hacen que la odontopediatría ofrezca un tratamiento de odontología infantil multidisciplinar para el cuidado dental de sus hijos, abarcando diferentes tratamientos: desde prevención, odontología general, cirugía y ortodoncia.

Tratamos niños de cualquier edad, pero es muy difícil, incluso podría decirse que imposible, conseguir efectos sobre tratamientos en niños menores de 3 años. Recomendamos a los padres solicitar una consulta antes de los 2 años, y en su defecto, iniciar una primera toma de contacto con el niño o niña a partir de los 4 años si no se detecta cualquier otro problema. Solo mediante una atención preventiva podremos aportar soluciones a posibles problemas en las etapas de crecimiento y desarrollo del menor.